El presidente de la República y el ministro de salud han emitido un decreto que,  se espera sea publicado en el Diario Oficial La Gaceta en las próximas horas.  Se establece la obligación de vacunarse contra el COVID-19 para los empleados del sector público, así como la posibilidad para que en el sector privado,  los patronos dentro de sus disposiciones laborales internas, opten por incorporar la vacunación contra el COVID-19,  como obligatoria en sus centros de trabajo.

En virtud de lo anterior, recomendamos se consideren los siguientes aspectos, si se opta por  implementar la obligatoriedad de la vacunación en los centros de trabajo:

  • El patrono deberá determinar a nivel interno,  la obligatoriedad de contar con el esquema de vacunas contra el COVID-19, esto mediante una directriz o una política laboral. Se sugiere también revisar estos aspectos con los encargados de salud ocupacional.
  • Incluir en las disposiciones que,  los datos relacionados con los trabajadores deberán ser tratados de manera confidencial.
  • Posteriormente se deberá informar a los trabajadores sobre esta regulación, con el fin que puedan acatar la misma.
  • Se recomienda dar un plazo mínimo de quince días, contado a partir de dicha comunicación, con el fin que los trabajadores puedan coordinar los pasos a seguir para completar su esquema de vacunación.
  • El decreto entrará en vigor a partir el 15 de octubre de 2021.

Los patronos se encontrarán facultados a aplicar las acciones disciplinarias respectivas, pudiendo llegar hasta el despido sin responsabilidad patronal, para aquellos casos que no cumplan con la vacunación, sin tener justificación válida.

En BLP tenemos un equipo que le puede asistir con el proceso. Para más información contáctenos a info@blplegal.com o al +506 6280 2269 vía WhatsApp, Telegram o Signal.