Por Shermine Elizondo
Asociada Senior
Costa Rica
selizondo@blplegal.com

Miembro de la Comisión de Trabajo de Operaciones y Asuntos Aduaneros de AZOFRAS Asociada de BLP especialista en Aduanas y Zonas Francas.

La Inversión Extranjera Directa (IED) entendida como la inversión de capital por parte de una persona natural o jurídica en un país extranjero, ya sea mediante la instalación de nuevas plantas productivas o con la participación en empresas establecidas en el país para conformar una filial de la compañía inversora; es considerada un pilar fundamental de la política de desarrollo económico de los países, especialmente para aquellos que utilizan modelos de desarrollo basados en el comercio internacional; como lo es Costa Rica.

Siendo el Régimen de Zonas Francas uno de los principales incentivos con el cual cuenta el país para competir con otros países de la región en la atracción de IED.

La IED genera fuentes de empleo de alta calidad, incentiva la transferencia de nuevas tecnologías, impulsa las exportaciones, promueve los encadenamientos productivos con los negocios del país receptor; contribuyen al PIB de los países, mejora el estándar y nivel de vida de la población, incrementan las cuotas para la seguridad social, genera mejores oportunidades de consumo y estimula la competencia. Todo lo cual incide positivamente en el ambiente productivo y competitivo de los países.

Por estas razones, tanto instituciones del sector público como privado de Costa Rica, tales como el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX), la Promotora del Comercio Exterior (PROCOMER), la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE) y la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (AZOFRAS), vienen realizando una serie de trabajos, desde sus diferentes campos de acción, para fortalecer la IED ya instalada en el país, así como para que Costa Rica sea un país más atractivo para nuevos inversores.

Generando como resultado que Costa Rica sea uno de los países que más IED nueva atrae en el mundo, pese a la pandemia actual. Terminando el 2021 con un aumento de un 30% con respecto al año pasado, en los nuevos proyectos de inversión, según datos de CINDE. Además, de un incremento en la instalación de nuevas empresas acogidas al Régimen de

Zona Franca, como herramienta para incentivar y promover la atracción de Inversión Extranjera Directa.

Sin embargo, la mayoría de la IED que se instala o reinvierte en el país, se desarrolla en el Gran Área Metropolitana (GAM), lo cual ocasiona que no todo el país pueda tener acceso directo a sus beneficios. Por lo cual es fundamental que, como país, se realicen las actuaciones necesarias para fomentar y atraer IED fuera de GAM y de esta forma expandir los efectos positivos a lo largo de todo el territorio nacional, mejorando las condiciones y el bienestar en las áreas rurales.

En este sentido, desde hace más de 5 años CINDE empezó con un proyecto para promover inversión fuera de GAM, lo cual ha permitido un crecimiento de un 15% anual del empleo en empresas multinacionales fuera de GAM y, además, promovió el Proyecto de Ley No. 22.607 ¨Ley de Fortalecimiento de la Competitividad Territorial para Promover la Atracción de Inversiones fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM)¨; el cual se encuentra actualmente en la Asamblea Legislativa con dictamen unánime afirmativo.

Este Proyecto de Ley tiene como objetivo generar condiciones favorables para aumentar las inversiones con impacto directo en la competitividad territorial, el crecimiento y la reactivación económica, la atracción de inversión extranjera y nacional, promover los encadenamientos productivos; así como la generación de empleo fuera de la GAM, a través de reformas y adiciones puntuales a determinadas leyes adaptadas a la realidad de las zonas rurales del país.

Para cumplir con estos objetivos, el Proyecto propone ampliar sectores beneficiarios del Régimen de Zonas Francas, ajustándolos a la realidad regional fuera de GAM. Por lo cual se pretende incluir 3 nuevas categorías:

  1. Empresa proveedora de insumos agrícola, pecuario y pesquero.
  2. Sector de centros de servicios de salud.
  3. Parques sostenibles de aventuras.

Además, promueve los encadenamientos productivos en las regiones fuera de GAM, da una mayor oportunidad a los sectores para que cumplan con los requisitos de inversión nueva inicial al reducir estos montos; busca la agilización de trámites y obtención de permisos a través de las Ventanillas Únicas de Inversión (VUI) y da apoyo en la formación de talento humano y atracción de personal calificado para promover arraigo territorial y transferencia de conocimiento.

De igual forma, pretende que las Autoridades competentes incluyan planes de conectividad en comunidades fuera de GAM, reduzcan las tarifas de agua y electricidad y, de manera innovadora, autoriza a las empresas administradoras de parque localizadas fuera de la GAM

para generar energía eléctrica renovable para autoconsumo y para suministrar el servicio al costo a las empresas instaladas o que se instalen en dichos parques bajo el Régimen de Zona Franca.

Por lo que es evidente que el Proyecto ofrece alternativas viables y efectivas para la atracción y el mantenimiento de la IED fuera de GAM, convirtiéndose en un instrumento para lograr la reactivación económica que tanto necesita el país y particularmente las áreas rurales más afectadas con la pandemia.

Siendo clara la necesidad de que este Proyecto se apruebe a la mayor brevedad y se realicen las actuaciones requeridas por parte de todos los involucrados para su efectiva puesta en práctica y de esta manera el país comience a visualizar sus beneficios económicos, educativos, sociales y culturales.

Publicado originalmente en

Business New CR

Por Shermine Elizondo
Asociada Senior
Costa Rica
selizondo@blplegal.com